sábado, 21 de febrero de 2009

sueño...

Tenía tantas ganas de verte, que decidí ir a verte en mis sueños. Cuando caminaba sentía como el viento ondeaba la parte inferior de mi vestido. Hacía mucho sol, y yo seguía la ruta para poder sentirte por primera vez... Llegué a tu casa, y tenía tanto sueño, que me heché en tu cama inocentemente. Te miraba... vestías un pantalón azul y una camiseta ajustada blanca que marcaban toda tu constitución... me alegré al saber que estabas allí, mirandome, con la misma mirada de dulzura con la que te miraba yo... Sentía que mi corazón iba a estallar, estaba nerviosa, pero feliz... Una felicidad nunca experimentada por mi... Cerré los ojos... noté que su presencia se acercaba cada vez más y más hacia mi cuerpo...Te echaste a un lado, mirabas la comisura de mis labios, observabas todo mi cuerpo, mi pelo... Me acariciabas lentamente la mejilla y me susurraste algo al oído... Esa voz, me enterneció y a la vez, me encendió... Me llegó hasta el fondo de mis entrañas, y solo quise sentirte cerca de mi, que pudiese oír tu corazón palpitando en mi oído, quería que me besaras hasta que nos quedáramos sin aire, quería sentirte muy dentro de mi... Seguías tocandome, seguías excitándome y yo solo quería más y más...










Lástima que solo fuera un sueño, solamente un sueño... Pero este sueño no quedará en el olvido, porque fue muy intenso y muy tierno... Y quizás ¿quién sabe? puede que se haga realidad... :)

2 comentarios:

Eva dijo...

Que triste espertar no?, los sueños, sueños son, sólo que si luchas por ellos, se hacen realidad. (o eso dicen)
Te voy a agregar a mi lista de blogs vale? =)
Besos.
(al blog de "la locura de eva")

JoseC. dijo...

Hacer realidad ese sueño es cuestion de tiempo, sino lo haces con tu actual pareja ya lo haras con la siguiente, pero la verdad es que de sueños asi...es odioso despertar.

Precioso princesa ;)

Besitos!