jueves, 5 de febrero de 2009

maldita pobreza...

y un dia más, me vuelvo a levantar del frio y duro suelo...¿que será de mi? ¿Y de mi familia?
Y un dia mas, y sigo levantándome del sucio y helante suelo... mis pensamientos nublan mi vista o mejor dicho, la sensación de que soy un estorbo para el mundo, uno más pudriéndose cerca del desierto... Envidio a las personas que tienen solamente un trozo de pan para comer al dia, envidio a la gente blanca por poseer todo lo que tiene y lo que no comprendo es como no pueden ser felices con todo lo que tienen… Si mi tribu tuviera al menos algo que poder comer todos los días…
Y sigo levantándome de este maldito suelo, comemos basura y cualquier cosa que haya tirada, pero no es suficiente. La sensación del hambre castiga mi estómago y mis ojos se nublan de lágrimas al saber que no se puede hacer nada. ¿Por qué este mundo tan injusto? ¿Por qué unos tienen mucho y otros nada? ¿Cómo es que la gente puede pasar desapercibida de esta matanza que nos destruyen lentamente?
Y me vuelvo a levantar de este frio, duro y cruel suelo…
Mis pensamientos siguen debatiendo… mis huesos no soportan mi peso y caigo desplomado al suelo… no puedo moverme… no sé lo que pasa, tan solo sé que ya no respiro y ya de nada me sirve comer…
Y seguiré por siempre, tumbado en este frio, duro y cruel suelo, para no levantar nunca más…

No hay comentarios: