lunes, 19 de enero de 2009

viviendolo todo...

Hoy miro hacia el cielo, y pienso que somos un punto en mitad del gran universo..No se a qué vienen estos pensamientos, pero es lo que siento ahora.La vida tiene un único objetivo, y es, simplemente, el ser feliz, el vivir esos pequeños momentos que hacen que te levantes cada día...Yo no creo en sí que exista la felicidad como meta única y exclusiva del ser humano, sino que simplemente es lo dicho anteriormente, un pequeño momento, a veces, inolvidale...La luna brilla con todo su esplendor... cuando era pequeña, tenía miedo de mirar a la luna, pensaba que por la gravedad podía aplastarme y morir... y evitaba mirarla siemprepero ahora es distinto. Cada vez que la miro, me transmite tranquilidad y mil ideas para escribir muchas cosas.Lo mismo me ocurre cuando miro al mar, sobre todo si es de noche... Este verano he tenido la oportunidad de pasear por la noche,sentir la arena entre mis dedos, la brisa que acariciaba mi rostro y movía mi vestido, sentir el agua fría tocar delicadamente la llema de los dedos de los pies...Todo aquello fue increible, senti como si estuviera flotando... Ese sonido de las olas, la luna al fondo, iluminando como si fuera un camino de luz hacia el horizonte...Llevo bastante tiempo pensando en estas cosas insignificantes para muchas personas. Me he convertido en una persona que disfrutada de todo, con las cosas mas insignificantes de cada día...Con el tiempo, me he vuelto mas pensadora y mas sensible. Me gusta pasear una tarde de invierno sola, por al lado del rio Gualdalquivir, y escribir lo primero que sienta, lo que experimente en ese momento... Tan solo el rozar del viento frio de una tarde de invierno, hace que sonría y ame la naturaleza,los sentimientos, las sensaciones más simples... es todo... No puedo decir lo mismo de la realidad en sí, pues no me gusta la realidad... Demasiadas injusticias y demasiadas cosas malas.Ya dije en otro blog, que hasta que las guerras se terminen, que hasta que todo el mundo pueda tener un minimo de calidad de vida, yo jamás podre decir que ame la realidad y que ame el mundo...Y creo, que nunca lo diré...

1 comentario:

JoseC. dijo...

Me encanta tu forma de pensar, tenía ya ganas de que actualizases =)

A mí también me encanta pasear por la rivera del río guadalquivir, me relaja y es un ambiente muy agradable para reflexionar(actividad que me gusta bastante ^^), sobretodo por ese olor a mar que viene de vez en cuando, sobretodo cuando paseas en la parte más próxima al agua, hace tiempo que no paso por allí, quizá cuando acaben los examenes de febrero me vaya una tarde y haga unas fotos ^^

No esperes que el mundo cambie, porque no va a hacerlo, puedes resignarte sabiendo que no cambiará o puedes decidir que aunque no cambie tu serás feliz con lo que hay, ojala no hubiera guerras, ni existiera el odio,
pero...mientras haya dinero de por medio...habrá guerras y habrá hambre, no te sientas mal por ello y no tienes porque dejar de querer la realidad, la realidad no es buena ni mala, solo es realidad, puedes mirar que la botella está medio vacía, pero siempre y por mucho que te lo nigues, habrá otra botella medio llena.

Me encanta leerte, actualiza más amenudo ;)

PD: Me encantaría que te pasases por mi blog algún dia!

Saludos!